Hace mucho tiempo que se conocen los beneficios de la lavanda; esta planta se usaba en la medicina popular de la Edad Media como afrodisiaco y, además, se emplea como remedio para aliviar dolores y molestias. Pero además, la lavanda también es un gran remedio natural para dormir, ¡e ideal para reducir el insomnio durante el embarazo!

¿Cómo puede ayudarte la lavanda para dormir?

Según un estudio de la Universidad de Southampton, el uso de la lavanda puede mejorar la calidad del sueño hasta un 20%. Otros estudios indican que puede disminuir la frecuencia cardiaca y reducir la ansiedad. Pero, ¿cómo? El aceite de lavanda está compuesto de acetato de linalilo y linalol, dos agentes químicos naturales que la sangre absorbe rápidamente para provocar reacciones sucesivas.

¿Puedo utilizar aceite esencial de lavanda durante el embarazo?

Se desaconseja el uso del aceite esencial de lavanda durante el primer trimestre, pero resulta seguro utilizarlo en el segundo y tercer trimestre, cuando el bebé ya se ha desarrollado. También es seguro su uso durante el parto y con los bebés recién nacidos.

¿Cómo puedo usar la lavanda para dormir mejor?


El aceite de lavanda es idóneo para añadir a un baño caliente o para perfumar la almohada, porque sirve para descongestionar y calmar el estrés. ¡Es importante que esté diluido antes de usarlo! También es perfecto para los masajes, ya que favorece la sensación de calma.

La forma más sencilla de incorporar la lavanda a tu rutina es con la crema antiestrías Mama Mio Tummy Rub Butter de lavanda y menta. El maravilloso aroma de la lavanda actúa en perfecta armonía como parte de tu ritual antes de irte a dormir. ¡Te quedarás dormida al instante!

COMPRAR CREMA TUMMY RUB